NOTA ACLARATORIA: 
El contenido de esta página es informativo y no constituye, ni representa, una determinación o acción final sobre las medidas de transformación propuestas para Sistema de Retiro de la UPR. El propósito de la Junta de Gobierno es educar con información fidedigna y mantener al tanto a la comunidad sobre las alternativas que están ante la consideración de este cuerpo para atender la deuda actuarial del Sistema de Retiro, en cumplimiento con las disposiciones del Plan Fiscal para la Universidad de Puerto Rico adoptado conforme a las disposiciones de PROMESA. Actualmente, la Junta de Gobierno esta colaborando con todas las entidades gubernamentales concernidas en la búsqueda de una solución justa para todos.

Propuestas

Tras la elaboración de los estados financieros actualizados, los estudios actuariales y la realización de un estudio de experiencia que aborda supuestos demográficos y de mercado ha quedado de manifiesto que el mayor desafío financiero que enfrenta la Universidad para poder asegurar su sostenibilidad sigue siendo su Sistema de Retiro. Así lo consigna un amplio análisis que incluye aspectos actuariales, operacionales y legales.

El reto que supone la situación del plan de pensiones ante la realidad fiscal de la Universidad y la urgente necesidad de transformarlo no solo lo reconoce la Junta de Gobierno de la Universidad sino también la Junta de Supervisión Fiscal y la propia Junta de Retiro. Sin embargo, cada entidad ha presentado propuestas distintas para atender el mismo problema.

A continuación, detallamos las propuestas presentadas por cada organismo.

Mantener el plan de pensiones sin ningún cambio para los participantes vested y pensionados. Los participantes activos de este grupo continúan aportando al plan hasta su retiro. Cero recortes en beneficios.

WEB-ICONS-07.png

Participantes activos con 10 años de servicio o más (“vested”) y pensionados actuales

Aumentar los requisitos para el retiro a 65 años de edad y 30 años de servicio. Reducir el beneficio de plan de pensiones a una pensión máxima mensual de $2,500 (máxima anual de $30,000). Aportación individual del 12% del salario annual hasta $60,000.

Non-Vested

Participantes activos con menos de 10 años de servicio

(“non-vested”)

Aumentar los requisitos para el retiro a 65 años de edad y 30 años de servicio. Reducir el beneficio de plan de pensiones a una pensión máxima mensual de $2,500 (máxima anual de $30,000). Aportación individual del 12% del salario annual hasta $60,000.

Beneficiario

Participantes nuevos

WEB-ICONS-07.png

Participantes activos con 10 años de servicio o más (“vested”) y pensionados actuales

Cero recortes en beneficios. Mantener el plan de pensiones sin ningún cambio para participantes vested y prensionados. Los participantes activos de este grupo continúan aportando al plan hasta su retiro.

Non-Vested

Participantes activos con menos de 10 años de servicio

(“non-vested”)

Crear un nuevo plan de contribución definida al que serán transferidas las aportaciones individuales acumuladas en el plan de pensiones anterior. El participante aportará a este plan el 8.5% de su salario y la Universidad hará un pareo de 4.25% del salario.

Beneficiario

Participantes nuevos

Crear un plan de contribución definida en el que el participante aportará el 8.5% de su salario y la Universidad hará un pareo de 4.25% del salario.

Congelar el beneficio acumulado en el plan de pensiones. Recortar beneficios para participantes activos y pensionados actuales. Crear un plan de contribución definida para participantes activos sin pareo adicional de la Universidad.

WEB-ICONS-07.png

Participantes activos con 10 años de servicio o más (“vested”) y pensionados actuales

Crear un nuevo plan de contribución definida en el que el participante puede seguir aportadno sin pareo adicional de la Universidad.

Non-Vested

Participantes activos con menos de 10 años de servicio

(“non-vested”)

Crear un plan de contribución definida donde el participante hará sus aportaciones sin pareo de la Universidad.

Beneficiario

Participantes nuevos

Por una parte, la Junta de Gobierno de la Universidad descarta en su plan de medidas de transformación la reducción de beneficios a los participantes activos con derechos acumulados y a los pensionados . Esto supone que, bajo su propuesta, todos los cambios que enfrentaría el Sistema de Retiro como parte de su reestructuración serían de carácter prospectivo.

Por su parte, la Junta de Supervisión Fiscal recomienda en el Plan Fiscal Certificado 2021-2025 la congelación total del plan de beneficios definidos y la reducción de beneficios acumulados por los pensionados y participantes en todos los grupos.

A pesar de que la Junta de Gobierno presentó su propio paquete de medidas, está revisando lo propuesto por la Junta de Supervisión Fiscal con el propósito de acordar una solución que logre preservar la salud financiera de la Universidad sin impactar a los participantes “vested” ni a los pensionados. A su vez, busca una solución que brinde un beneficio de retiro competitivo para los participantes “non-vested” y que, al mismo tiempo, permita atraer el talento necesario en el futuro.

La Junta de Retiro presentó una propuesta diferente para la consideración de la Junta de Gobierno y de la Junta de Supervisión Fiscal. Las medidas sugeridas por la Junta de Retiro mantienen el plan abierto y suponen un cambio en los requisitos de edad y años de servicio y una reducción significativa en los beneficios para participantes activos que lleven en la Universidad menos de 10 años.

Lee más sobre los temas que son importantes para ti.
Trayectoria