Plan de Retiro de los empleados de la Universidad de Puerto Rico

Conoce los retos.

 

La Universidad de Puerto Rico es el primer centro docente de la isla, la entidad de más amplio impacto en el desarrollo de profesionales y piedra angular de nuestro desarrollo socioeconómico. Desde su fundación en el 1903 ha sido una fuente de empleo de manera directa e indirecta para miles de puertorriqueños. 

En el año 1945, la UPR, con la visión de proveer un ambiente competitivo y próspero para sus empleados, crea el Sistema de Retiro de la UPR basado en un modelo de beneficios definidos con el que cuentan sus empleados y pensionados hoy. 

A través del tiempo, la Universidad ha enfrentado numerosos desafíos para proteger y mantener su sostenibilidad. Entre los múltiples retos que ha atravesado en los pasados años se encuentra la disminución progresiva y constante de los ingresos provenientes del Gobierno Central. Esta realidad  financiera continuará siendo uno de los mayores retos de la institución en los años venideros, con reducciones proyectadas hasta al menos el año 2024*.

Esto pone en riesgo la misión institucional y principal propósito de la UPR, que es ser el centro de formación y educación además de ser el primordial propulsor del desarrollo socioeconómico de la isla. La Junta de Gobierno tiene el deber de garantizar su operación de manera sustentable a corto, mediano y largo plazo, a la vez que cumple con su obligación de proveer un plan de retiro a sus empleados. 

El modelo de beneficios definidos en el que está basado actualmente el Sistema de Retiro es, sin lugar a dudas, el mayor reto fiscal que enfrenta la UPR. Esto se debe a múltiples factores. Entre ellos, la extensión de la expectativa de vida que ha producido un cambio demográfico y la aprobación de beneficios sin su debido financiamiento a largo plazo. Estos han creado un aumento en la deuda actuarial y en las necesidades de efectivo a plazo inmediato, lo que a su vez pone en riesgo la viabilidad financiera de la Universidad. 

En esta página podrás encontrar información actualizada y oficial sobre la eventual transformación del modelo del Sistema de Retiro. 

 

Procurar una Universidad sustentable es también garantizar la sostenibilidad del país mediante el desarrollo intelectual y económico de sus habitantes.
 

Conoce los retos que enfrenta la Universidad de Puerto Rico y, por consiguiente, el Sistema de Retiro

Reducción en la aportación financiera recibida del Gobierno Central debido a su propia situación fiscal. Ver más

Merma progresiva de la matrícula, principalmente debido a los cambios en demografía del país. Ver más

Deuda actuarial total de $3,339 millones y deuda actuarial no solventada de $2,004 millones relacionadas al Sistema de Retiro.*** Ver más

Asegurar la acreditación de la “Middle States Commission on Higher Education” conforme al Standard 6, criterios 4, 7 y 8. Ver más

Trayectoria del plan de retiro

1942

Se aprueba la Ley 135 del 7 de mayo de 1942, que establece como uno de los deberes del Consejo de Educación Superior el mantener un sistema de pensiones para todo el personal universitario. Ver más>

Se efectuaron estudios y consultas para la operación, beneficios y financiamiento del plan.

1950

El Consejo Superior de Enseñanza aprobó la resolución que establece el Sistema de Retiro. Reglamenta su funcionamiento bajo un modelo de beneficios definidos y se establece la participación obligatoria de todos los empleados a tiempo completo. Ver más>

1969

Se crea la Junta de Retiro y obtiene responsabilidad total sobre el manejo del Plan.

1978

El plan de pensiones experimenta problemas y, respondiendo a las recomendaciones de los actuarios y asesores financieros, el Consejo de Educación Superior aprueba la Certificación 37, 1978-79, restructurando las normas de participación, creando nuevas normas para el grupo de empleados con menos de 20 años de servicio, y manteniendo los beneficios de la Resolución del 1973 para el grupo de 20 o más años de servicio. Al nuevo grupo se le cambia la edad de jubilación de 55 a 58 años, y no se les permite la jubilación antes de los 55 años de edad. 

1994

Se aumenta la pensión mínima de los jubilados en un 3% y se aumenta la aportación patronal al seguro médico de los pensionados. Ver más>

Se eleva a $35,000 el tope máximo cotizable y se reduce el por ciento anual en el cómputo de la pensión si se ha cumplido los 30 años de servicio pero no la edad de 55 años. Ver más>

1996

Se concede permanentemente la opción de acogerse al plan de completa suplementación con el Seguro Social. Ver más>

1998

Se ofrece la alternativa a los participantes del plan de elevar el sueldo máximo cotizable de $35,000 a $50,000 de forma retroactiva. Ver más>

2000

Se deja sin efecto la disposición que limita la edad para ingresar al Sistema de Retiro. Ver más>

2010

Se concede a los participantes un plan de pago a un término máximo de 10 años con una tasa anual del 8% para acogerse al aumento máximo cotizable de $60,000.

2014

Se congela la fórmula y la Junta de Supervisión Fiscal emite resolución declarando a la UPR una entidad cobijada (“covered entity”).

Se otorgan pensiones por incapacidad no ocupacional, se cambian beneficios y se aumenta la edad de retiro de 55 a 58. 

Pensiones por incapacidad no ocupacional

Ver más>

Aportación individual al Sistema de Retiro

Ver más>

Cambios beneficios retiro

  • aumento edad de retiro de  55 a 58

  • aumento aportación individual en 1% con menos de 25 años

  • establece aportación individual de nuevo ingreso en 12% mensual (Resolución JR)  

  • Ver más>

1945

Se inicia el plan de retiro operado por una compañía de seguros, con participación obligatoria para todos los empleados con salario de $1,500 mensuales en adelante, y voluntaria para los demás.

Ver más>

1968

Se establece la Oficina de Sistema de Retiro.

1973

Se aprueba la revocación de aumentos en beneficios concedidos desde el 1968.

Ver más>

1989

El Consejo de Educación Superior aprueba la Certificación 55 para reestructurar la participación y los requisitos para jubilación, estableciendo un mecanismo para que los participantes afectados por la Certificación 37 pudieran optar por mejorar sus opciones de pensión.

1995

1997

Se otorgan créditos por años de servicio a participantes que han estado en periodo de licencia. 

Ver más>

Se eleva el tope máximo cotizable a $50,000. Ver más>

1999

Se concede a los participantes la opción de financiar su pago retroactivo para el alza del sueldo máximo cotizable por un término de 60 meses, incluyendo el tiempo posterior a la jubilación si se acogen a un seguro de vida.

2001

Se ofrece la alternativa a los participantes del plan de elevar el sueldo máximo cotizable de $35,000 o $50,000 a $60,000 de forma retroactiva y con un aumento anual de 3% cada dos (2) años.

Ver más>

2013

Se deroga la disposición sobre el aumento de el 3% del sueldo máximo cotizable. Ver más>

2015

Se pagan anualidades a empleados que hayan cumplido 10 años de servicio. Ver más>

2016

La Ley de Supervisión, Administración y Estabilidad Económica de Puerto Rico (en inglés: Puerto Rico Oversight, Management, and Economic Stability Act) o Ley PROMESA

2019

La Junta de Supervisión Fiscal incluye la Reforma del Sistema de Retiro de la Universidad en el Plan Fiscal.

La Universidad comienza a recibir recortes en el ingreso presupuestado recibido de Gobierno Central. Dichos recortes se extienden progresivamente por año hasta el presente.

AdobeStock_35034272.jpeg
 

Retos de hoy

Trasfondo

Conoce los números

 

Datos generales de la UPR

Reducción total de la matrícula

Fuente: Plan Fiscal de la Universidad de Puerto Rico certificado por la Junta de Supervisión Fiscal, 2019

Aportaciones del Gobierno

Fuente: Plan Fiscal de la Universidad de Puerto Rico certificado por la Junta de Supervisión Fiscal, 2019

Transformación del modelo del plan de retiro

 

La Junta de Gobierno ha estado investigando, analizando y evaluando la situación actual del Sistema de Retiro, respaldando sus trabajos con estudios realizados por expertos en la materia. En el descargo de esa encomienda y enmarcado en su deber de fiducia, la Junta busca lograr un justo balance entre todos los intereses en juego, teniendo en cuenta, entre otros factores, la realidad fiscal actual del Gobierno de Puerto Rico, los limitados recursos de la UPR, al igual que los requerimientos de las leyes estatales y federales aplicables.

 

Se busca una solución que permita el que subsista un plan de retiro sostenible a corto, mediano y largo plazo para todos los empleados de la Universidad, según lo exige la ley, a la vez que detenga y revierta la espiral financiera descendente causada por la estructura actual del modelo de beneficios definidos.

 

Así como la Junta de Gobierno debe velar por la sostenibilidad del plan de retiro, debe a su vez evitar que la situación actual del Sistema de Retiro continúe siendo una amenaza no solo para su propia existencia sino para la estabilidad financiera de la Universidad. Esto con el firme propósito de que, guiados por indispensables criterios de justicia y equidad, la entidad pueda continuar como una empresa en marcha y como una institución de educación superior acreditada por la Middle States Commission on Higher Education.

Las opciones que están siendo evaluadas incluyen varios escenarios bajo los modelos de beneficios definidos y aportaciones definidas, tales como: 

Si se mantiene abierto o se congela el plan de beneficios definidos.

Crear un plan de aportaciones definidas.

Es responsabilidad de la Junta de Gobierno evaluar ambos escenarios para cumplir a cabalidad con su deber de procurar preservar la salud financiera del Sistema de Retiro así como la viabilidad de la Institución para asegurar su óptima operación en el presente y de cara al futuro. 

* Plan Fiscal de la Universidad de Puerto Rico certificado por la Junta de Supervisión Fiscal, 2019

** Reports and Schedule Required by The Uniform Guidance (Single Audit), 2017

*** Estado Financiero Auditado de la Universidad de Puerto Rico, 2017

 

No esperes al retiro.

¡Infórmate!