Plan de Retiro de los empleados de la Universidad de Puerto Rico

Conoce los retos

Transformación del modelo del plan de retiro

NOTA ACLARATORIA: 
El contenido de esta página es informativo y no constituye, ni representa, una determinación o acción final sobre las medidas de transformación al Sistema de Retiro de la UPR propuestas. El propósito de la Junta de Gobierno es educar con información fidedigna y mantener al tanto a la comunidad sobre las alternativas que están ante la consideración de este cuerpo para atender la deuda actuarial del Sistema de Retiro, en cumplimiento con las disposiciones del Plan Fiscal para la Universidad de Puerto Rico adoptado conforme a las disposiciones de PROMESA. Actualmente, la Junta de Gobierno esta colaborando con todas las entidades gubernamentales concernidas en la búsqueda de una solución justa para todos.

La Universidad de Puerto Rico es el primer centro docente de la isla, la entidad de más amplio impacto en el desarrollo de profesionales y piedra angular de nuestro desarrollo socioeconómico. Desde su fundación, en el 1903, ha sido una fuente de empleo de manera directa e indirecta para miles de puertorriqueños.

 

En el 1945, la UPR, con la visión de proveer un ambiente competitivo y próspero para sus empleados, creó el Sistema de Retiro basado en el modelo de beneficios definidos con el que cuentan sus empleados y pensionados hoy.

 

Según han evolucionado las condiciones del mercado, el sistema actual ha dado señales de insuficiencia. Ante este escenario y los requerimientos de la Junta de Supervisión Fiscal, con la intención de mantener una Universidad autosustentable y de proveer un retiro equitativo y justo tanto para los pensionados como para los empleados activos, la Junta de Gobierno ha trabajado durante los pasados 12 meses en la evaluación y propuesta de las siguientes medidas. Estas ayudarán a manejar los retos financieros, operacionales y legales que enfrenta la institución y a salvaguardar el Sistema de Retiro.

La congelación del plan de beneficios definidos a partir de junio 30 del 2020

Esta medida ayudará a reducir tanto el riesgo de volatilidad del mercado como los factores de longevidad de los participantes del plan. Esto, en conjunto con la financiación propuesta, mejorará la posición financiera de la Universidad a largo plazo a la vez que garantizaría su viabilidad operacional.

La responsabilidad adquirida hasta el momento de la congelación continuará pagándose durante la vida de los jubilados actuales y futuros.

Aumento de edad para cualificar para el retiro a 65 años

Aumentará el requisito de edad a 65 años a aquellos empleados que, a la fecha de congelación, no hayan cumplido aún los requisitos dispuestos actualmente en el Reglamento General del Sistema de Retiro de la UPR.

 

Todo empleado que ya haya cumplido con los requisitos pero que no haya solicitado su retiro está excento de este cambio.

Creación de un plan de contribuciones definidas

Con el compromiso de seguir proveyendo un ambiente competitivo y un plan de retiro para empleados, se creará el plan de contribiciones definidas. En este plan los empleados activos elegibles y los no elegibles podrán aportar un por ciento de su salario y manejar su propio fondo de inversión. La UPR hará un pareo competitivo anual para aportar a las cuentas de cada empleado participante.

Periodo de transición

Las medidas recomedadas se estima que tomarán un periodo de 18 meses de implementación. Este tiempo permitirá:

Lee más sobre los temas que son importantes para ti.
Trayectoria

No esperes al retiro.

¡Infórmate ahora!